A 5 meses de la masacre y detenciones forzadas en Cacahuatepec, continúa la represión judicial; familiares de detenidos del CECOP y CRAC-PC

COMUNICADO DESDE LA RESISTENCIA…

A las organizaciones sociales en el estado de Guerrero y en el país:
A los sindicatos democráticos:
A las organizaciones magisteriales:

Por este medio, los y las familiares de los presos políticos del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (CECOP) y de los policías comunitarios adscritos a la casa enlace de Cacahuatepec, perteneciente a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias – Policía Comunitaria (CRAC-PC). Expresamos, que a cinco meses de haber ocurrido los hechos violentos, donde fueron detenidos 25 compañeros de dichas organizaciones y asesinado a tres policías comunitarios de manera extra judicial a manos de la policía estatal, hemos visto una negativa por parte de la fiscalía por agilizar el proceso de nuestros detenidos.

De igual forma hemos presenciado como en repetidas ocasiones han negado la atención psicológica y médica oportuna a los compañeros que fueron golpeados y torturados el día de la detención, lo que ha derivado que uno de ellos haya perdido la vista de uno de sus ojos debido a los golpes sufridos por policías estatales. El caso de este compañero empeora cada vez pues, según dictamen médico, de no ser atendido de manera oportuna, puede perder la vista de su otro ojo, por motivo de su precaria Salud fisica y la negativa de ser llevado a atención medica.

La situación de este detenido se agrava pues padece de diabetes la cual era controlada y que debido a las restricciones, que el director del penal y la fiscalía han puesto sobre los detenidos del CECOP y la CRAC, se les ha negado una atención médica de calidad y el tratamiento de sus enfermedades de manera oportuna. Por lo tanto, exigimos una pronta atención para todos los compañeros detenidos, pues de complicarse su situación de salud responsabilizaremos al gobernador Héctor Astudillo Flores por el acoso y represión de la cual están siendo objeto dentro del penal de Acapulco.

Nosotras y nosotros como familiares de los presos políticos hemos sido víctimas de acoso y mal trato al ingreso del penal por parte de los custodios, quienes en reiteradas ocasiones nos han prohibido el acceso de agua y otros alimentos con el pretexto que son artículos prohibidos, mientras, hemos observado como a los familiares de otros presos, los dejan pasar todos sus alimentos sin ningún problema.

Otro asunto muy importante es el maltrato psicológico que los elementos de seguridad del penal (en este caso policías estatales, los mismos que fueron a reprimirnos el día de la detención) hacen hacia nosotros los familiares, pues en reiteradas ocasiones han expresado comentarios negativos hacia nuestros presos diciendo que son unos asesinos y que merecen estar en el encierro. Esto nos llena de tristeza pues nos sentimos en un total estado de indefensión ante el acoso de las autoridades, quienes lejos de garantizar nuestros derechos individuales y constitucionales nos acosan y señalan con el descaro de la impunidad y la represión.

tal situación de acoso nos ha llevado a un agotamiento físico, moral y económico en nuestra vida diaria, pues todos nuestros detenidos y los asesinados eran sostén de cada uno de los hogares, lo que nos ha llevado a mantenernos incomunicados de nuestros presos debido a la falta de recursos para visitarlos.

En días recientes se ha visto la presencia de miembros de la policía ciudadana de la UPOEG en la comunidad de Agua Caliente, mismo policías que han intentado confrontar al CECOP y la CRAC, y que han sido culpables de uno de los peores asesinatos ocurridos en los bienes comunales, cuando el pasado ocho de marzo del 2017 asesinaron a siete miembros de una familia en la comunidad de San Pedro Cacahuatepec, dejando heridos a otros tres más entre ellos niños. Sin que hasta ahora haya habido justicia para esas familias.

La amenaza e intimidación sigue hacia los miembros del CECOP y la CRAC pues en días recientes, compañeros del CECOP y policías de la CRAC que aún quedan en las comunidades, han recibido amenazas del militar infiltrado Alejandro Liborio López, o Guillermo Marín López o Iván Soriano Leal, alias el chistorete (como se ha hecho llamar pues al momento de ser detenido por la policía comunitaria tenía tres identificaciones distintas), mismo que confesó haber sido contratado como sicario para asesinar al vocero Marco Antonio Suastegui Muñoz y su hermano Iván Vicente Suastegui, y que el día de los hechos del pasado siete de enero, fue guiando a los policías estatales señalando las casas de los compañeros del CECOP para detenerlos como fue el caso de los compañeros Faustino Colón, de Agua Caliente, Elpidio Hernández y del comunitario asesinado en la madrugada, Ulises Martínez García, en Agua Caliente; y de Cenobio Carmen, en La Concepción. Donde Buscaban, según dijeron, armas y drogas, por lo cual irrumpieron de manera ilegal en las viviendas de nuestros compañeros causando destrozos y robando artículos diversos.

Por lo tanto el CECOP responsabiliza al gobierno del estado por cualquier acción que resulte en prejuicio nuestro, tras la reciente incursión de la UPOEG en territorio comunitario y las amenazas del militar infiltrado hacia nuestros compañeros.

Desde las amenazas y el acoso del gobierno del estado de Guerrero, expresamos con fuerza y vigor que el CECOP sigue de pie y que el proyecto hacia una vida digna que nuestra organización plantea para los pueblos de los bienes comunales no está desechado, que la policía comunitaria sigue en defensa de los bienes comunes como son: cerros y montes, nuestro rio y el agua que corre en él, vivienda, nuestra tierra y lo que hay debajo de ella y todo lo que consideramos sagrado en nuestras vidas y tradiciones originarias.

Decimos con la certeza de la razón, que la presa la Parota es un proyecto que no se realizara en nuestro territorio y que nuestras tierras no están en venta!!!

Exigimos una atención médica inmediata, oportuna y de calidad a los presos enfermos y los que por producto de la tortura y los golpes se encuentran con dolencias y enfermedades

Que el debido proceso se agilice pues consideramos que el gobierno del estado ha obstaculizado y las investigaciones a su vez que violo el debido proceso de lo detenidos.

Que castigue a los culpables del asesinato de nuestros compañeros el día de la detención, toda vez que ellos, se encontraban desarmados y sometidos cuando fueron asesinados.

Indemnización a las viudas de los compañeros asesinados y reparación del daño.

Retiro inmediato de la policía estatal del lugar que pertenece a la comandancia de la CRAC-PC. Pues toda vez que ahí fueron asesinados nuestros compañeros en ese mismo lugar, consideramos como una provocación que ahora estén instalados los mismo que fueron culpables de sus asesinatos.

Castigo a los responsables de nuestros cinco compañeros asesinados y libertad a los presos políticos del CECOP y la CRAC-PC

¡¡¡La tierra no se vende, Se ama y se defiende!!!
¡¡¡Presos políticos, Libertad!!!
¡¡¡Justicia para los caídos!!!

ATENTAMENTE:
Familiares de los detenidos del CECOP y la CRAC-PC casa enlace de Cacahuatepec …

555 total views, 4 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.