Gobierno y empresa inmobiliaria amenazan con desalojar centro cultural en la colonia Roma por supuestos “daños estructurales”

De la noche a la mañana, gobierno de la CDMX y empresa inmobiliaria amenazan con desalojar el Centro Cultural Artesanal Cooperativo en la colonia Roma por supuestos “daños estructurales”

Demián Revart

El Centro Cultural Artesanal Cooperativo (CCAC) es un espacio autónomo ubicado en la avenida Álvaro Obregón #182 en la Colonia Roma, formado principalmente por cooperativas de pequeños productores y artesanos que manejan una economía autogestionaria y solidaria entre sus diversos miembros desde el 18 de agosto del 2012. Allí se distribuyen productos y alimentos elaborados por campesinos de las delegaciones sureñas de la CDMX –donde aún se preserva la ruralidad tan depredada por los ritmos cotidianos de la cosmópolis- como los son Milpa Alta, Tláhuac y Magdalena Contreras; también hay café de grano, dulces, artesanías, vestimentas y objetos textiles procedentes de Chiapas y Oaxaca; algunos otros cooperativistas son trabajadores –vigente y jubilados- y elaboran productos naturales a base de plantas, además de tejer bolsas, collares y pulseras.

El CCAC cuenta de igual modo con un patio de grandes dimensiones que faculta el tener un foro de reuniones, debates, conferencias de prensa, exposiciones artísticas… ¡en fin!, todo el repertorio de concientización –a nivel nacional e internacional- en el que participan un chorro de organizaciones sociales y sindicatos democráticos se ha presentado allí.

Ser un semillero de organización política que atrae a los vecinos y transeúntes, causa un alboroto-berrinche en los “estándares cool” de una “colonia cool”, o en palabras mucho más sencillas, este espacio enruidece e incomoda la tranquilidad de los procesos de privatización del Estado en la infraestructura, el trabajo, el espacio público, la educación y otros aspectos sociales en la Ciudad de México, por lo que el día 7 de octubre, llegaron varios oficios jurídicos al CCAC en el que se informaba que “se tenía que desalojar de inmediato el inmueble por daños estructurales sufridos tras el sismo del 19 de septiembre, además de que se notificaba que éste ya pertenecía a otros dueños de la empresa ‘FONDO RECICLAJE UNO’ que nunca hemos visto”, comenta uno de los artesanos del lugar.

El edificio fue construido ex profeso para resistir los siniestros naturales después de la experiencia del terremoto de 1985 por los integrantes del Partido Popular Socialista (PPS) –fundado en 1948 por dirigentes obreros y que ahora ha hecho una apertura ideológica en apoyo a los nuevo movimientos populares y autonomistas del mundo- que se administra de manera colectiva entre sus usuarios, por ende, “no ha pasado por ningún proceso de remate, embargo o notificación previa que amerite esta atrocidad inmobiliaria, en la que de un momento a otro, se cumple la máxima proudhoniana: “la propiedad es un robo”.

 

Sus integrantes coinciden a manera de acorde que brigadistas y supervisores de la delegación Cuauhtémoc “le dieron luz verde al edificio porque no se presenció ninguna afectación visible”, por lo que atrocidad es el calificativo idóneo para esta situación.

El pasado jueves 12 de octubre, los colectivos que laboran en el espacio convocaron a una reunión informativa urgente con vecinos de la colonia, abogados solidarios, organizaciones sociales que han participado en el lugar y con la participación especial de los vecinos “juaricuas” de la 06600 Plataforma Vecinal y Observatorio de la Colonia Juárez que informaron la manera en la que opera el cártel inmobiliario Reurbano que tras una investigación entre las colonias Roma, Juárez y Condesa, se descubrió que es esta misma empresa –al mando del arquitecto Luis Rodrigo Rivero Borrell la que se apodera de predios bajo el nombre de “Fondo Reciclaje Uno” y otros apelativos para disfrazar la envergadura de su poder adquisitivo en tanto que suelo urbano y propiedades.

Irene -militante y secretaria de finanzas del PPS- narró que “de la noche a la mañana nos han querido sorprender diciéndonos de que tenemos graves daños estructurales, a pesar de que la delegación ya había visitado el edificio y nos encontramos en luz verde”.

Y como escribí unos párrafos más arriba, esta conminación de desalojo es a su vez un shot público-privado para ‘matar dos pájaros de un solo tiro’: primero, que Reurbano se haga de una propiedad más en una demarcación trendy bajo toda la lógica de blanqueamiento por despojo; y segundo, que se atente contra un espacio que alberga distintas disidencias políticas. ¡Pero si el Estado-Capital no es nada ingenuo!

Al respecto, Irene comenta; “ya tenemos indicios de incomodidad para el gobierno porque aquí realizamos actividades y conferencias sobre el ya derrotado Corredor Cultural Chapultepec, el Deprimido Mixcoac y otros megaproyectos”.

Para anexionar razones a la claridad de quién es el enemigo común, las investigaciones vecino-barriales en la Juárez arrojan que “en 3 años, un 10% de la población de la Colonia Juárez ha sido desplazada por desalojos, intimidaciones, artimañas ‘legaloides’ y el uso de la fuerza pública”, lastimosos hechos dirigidos por la mafia de Reurbano que es “cliente preferente para la Secretaría de Finanzas que le remata a precios mucho más bajo de lo que en realidad valen”. Además de ello, este cártel se atesora con la “Fundación Hogar del Ciego I.A.P.” y tiene como grupo de choque a una empresa outsourcing de seguridad privada que se hace llamar “GARE S.A. de C.V.”, la cual personalmente registré en plenos actos de intimidación contra los vecinos de la calle Liverpool #9 [1] y en su fallida intención de desalojar a una familia en el Edificio Gaona ubicado en la Avenida Bucareli [2].

Como respuesta inmediata, los usuarios del CCAC han organizado guardias permanentes y una articulación mayor con los barrios hermanos para prevenir un desalojo con violencia, acrecentando también sus actividades internas para dar más vida y unión a la comunidad que se ha formado en las entrañas de este semillero de solidaridad.


Notas y referencias críticas

[1] Véase en “#LordCFE y los caminos de la gentrificación en la Ciudad de México”, Ruptura Colectiva (RC), 14 de septiembre de 2016. (http://rupturacolectiva.com/lordcfe-y-los-caminos-de-la-gentrificacion-en-la-ciudad-de-mexico/)

[2] “Gentrificación y el secuestro inmobiliario del Edificio Gaona en la CDMX”, Íbid., 8 de marzo de 2017. (http://rupturacolectiva.com/gentrificacion-y-el-secuestro-inmobiliario-del-edificio-gaona-en-la-cdmx/)

2,610 total views, 4 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.