“Lágrimas de mi sangre” / En memoria de los comuneros indígenas caídos de Arantepakua el 5 de abril

Iarhini

No es un adiós mis hermanos porque es la vida natural de cada hijo del pueblo, porque la memoria los recordará por lo que hicieron con sus huellas, por lo que hicieron con sus palabras y más importante porque no cedieron un paso.

Las calles, es verdad, no son iguales. La gente, es verdad, hay miedo. Pero lo que ustedes no saben es que las lágrimas que derrámamos ahora sin las mismas que arden cual fogata de leña de encino que nos hace ser y hacer.

Porque nuestros muertos no se fueron para ser olvidados nuestros muertos han indicado el camino que no debemos olvidar, nuestros niños y su rostro inquebrantable nos gritan que no quieren volver a pasar algo igual, nuestras mujeres nos susurran que debemos seguir que a nuestra dignidad la debemos sacudir, a quitarle el polvo, a lavarlo y cobijarnos con él, nuestros viejos y su palabra es la fuerza que ocupamos para definir nuestro caminar.

Seremos tan grandes como siempre lo hemos sido, seremos tan fuertes como lo hemos demostrado, seremos nosotros como lo hemos sido.

*JARHANI PAKUARHU (ARANTEPACUA)*

En memoria de nuestros hermanos caídos.

356 total views, 3 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.