Los vecinos organizados de Mixcoac advirtieron que la obra se inundaría al gobierno de Mancera pero fueron ignorados

Demián Revart

Sólo tuvieron que pasar tres días tras su inauguración para que el Deprimido Mixcoac (o la “Gran Obra de la Ciudad de México”, como es llamada oficialmente) ubicado en la intersección de Av. Río Mixcoac e Insurgentes Sur, se inundara. Este proyecto, teoréticamente, contempla reducir el nivel de tráfico automovilístico y la contaminación vehicular en un 44%, así como evitar el estancamiento de agua en épocas de lluvias[1]. Como si de una comedia chusca se tratara, ninguno de los dos objetivos se han visto claros para el futuro de esta obra que es denominada como un “circuito inmobiliario en aras de impulsar el desarrollo de complejos empresariales en esta zona, allí cerca tenemos a la ‘Ciudad Progresiva’ y sus siete mega-edificaciones entre las que están la Torre Mitikah y Manacar (…) Este megaproyecto claramente no es para la gente, sino para acelerar la entrada y salida de gente de las calles donde tienen propiedades esas empresas”, comentan vecinos organizados para Ruptura Colectiva (RC).

Por la madrugada del 8 de marzo, el gobierno de la CDMX taló indiscriminadamente 850 árboles en la colonia Florida para despejar el área de construcción de la obra. Férreas protestas vecinales y de agrupaciones ciudadanas emergieron -¡y hasta a los granaderos les mandaron!- para visibilizar el ecocidio y la nula participación en el trazo de un parque lineal y una glorieta como obras de mitigación que, en el análisis de la sabiduría vecinal, representan el “blanqueamiento innecesario del espacio público”, pues se talan árboles para reemplazarlos por una cantidad menor de la original y más pequeños, se recortan banquetas y su respectivo diseño prioriza más lo estético que la utilidad espacial.

#ElEcocidioEnMixcoac

#ElEcocidioEnMixcoac El gobierno de la CDMX no se detiene en sus proyectos que cuestan millones de pesos al erario público. El 8 de marzo de 2015, se talaron durante la madrugada más de 800 árboles entre Río Mixcoac e Insurgentes para evitar la acción colectiva de los vecinos para impedirlo. Los daños ambientales son terribles e irreparables. En marzo de 2016 se intentaron talar un centenar de árboles más, pero la organización popular lo evitó. Con policías y granaderos se ha intentado detener a este movimiento en defensa de la vida… pero la lucha sigue.

Posted by Revolución Internacional / World Revolution on Sunday, March 13, 2016

¿Por qué afirmo que no se han logrado los objetivos? Distintos vecinos de Mixcoac son además de defensores del territorio urbano, especialistas en urbanismo y no sólo ‘predijeron’ su inundación por una serie constante de filtraciones de agua debido a las tuberías dañadas del lugar por su presurosa, precipitada –y corrupta- edificación, de la misma forma han denunciado la afectación directa al peatón y automovilista de la zona ya que “el tráfico está desde las 5 am hasta altas horas de la noche”, sumando el hecho de que a pesar de que se ingenien salidas y vueltas para esta intersección al sur-poniente de la ciudad, no se contempla que el número de carros que transitan a diario lo seguirán haciendo inviable. “Los defectos son muy visibles, se observan si pasas todos los días a unos cuantos metros de la obra (…) y del tráfico ni se diga, la única función del desnivel será la de un tapón que junte todo el tráfico que viene de las grandes avenidas que aquí conectan”.

El caos vial y la confusión de los usuarios desde su inauguración el pasado martes, más la inundación a lo largo de 50 metros del día de ayer, son los dos hechos comprobables que ‘predicarán’ más fallas en el Deprimido Mixcoac.

Es triste que a pesar de que un grupo de personas honestas que no se oponen a mejorar la viabilidad, sino a la manera en la cual el mal gobierno lo ‘pretende hacer’ (sin mencionar el agotamiento espiritual y la humillación que han experimentado al sentarse en mesa tras mesa de “trabajo”) la ciudad se siga autodepredando a altísimos costos por un puñado de personas que seguramente ni usan el automóvil.

Para ellos están los helipuertos…


[1] No es especulación del autor, léase el informe sintetizado sobre la obra en el portal oficial del gobierno de la CDMX. (http://desnivel-mixcoac.cdmx.gob.mx/)

1,566 total views, 5 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.