Realizan asamblea comunitaria para la reconstrucción de colonias afectadas tras sismo en la CDMX; “esto es una tarea de todos”

06600 Plataforma Vecinal y Observatorio de la Colonia Juárez – Ruptura Colectiva (RC)

ASAMBLEA COMUNITARIA DE COLONIAS AFECTADAS TRAS SISMO; ENORME PARTICIPACIÓN SOCIAL PARA RECONSTRUIR LA CDMX

No es fácil aceptarlo, pero la auto-organización colectiva, la solidaridad y la ayuda mutua no serán permanentes tras el sismo ocurrido el 19 de septiembre. No obstante, las personas damnificadas y desalojadas de sus edificios se llenan de orgullo al ver que es tanta la solidaridad que hasta sale sobrando, por ello, han convocado a una asamblea pública para expresar sus preocupaciones, sentires y propuestas para la reconstrucción comunitaria de las zonas afectadas en la CDMX. Esta es una tarea de muchos, no sólo de quien padeció afectaciones directas.

Al mediodía de este domingo 24 de septiembre, unos 500 vecinos de las colonias de la centralidad de la ciudad, especialistas en temas de urbanismo, activistas, organizaciones sociales y comunidades indígenas (otomíes-mazahuas) residentes en la ciudad, se reunieron en la Plaza Giordano Bruno en la Colonia Juárez para deliberar un plan de rescate y mecanismos de organización que son requeridos de urgencia ante el desplazamiento masivo de habitantes por edificios en riesgo de derrumbe, los daños a la infraestructura pública y la incapacidad del Estado mexicano para resolver en tiempo y forma dichos problemas.

ACTUAR Y GENERAR INFORMACIÓN DESDE LA AUTONOMÍA VECINAL

En la orden del día, se inició con una serie de participaciones informativas:

– Especialistas del Instituto de Geología de la UNAM hablaron de que no existe un planteamiento de las problemáticas que conllevan las grandes obras inmobiliarias y la ubicación de las colonias con mayor riesgo por el subsuelo lacustre en casos de sismos (Canal de Miramontes, Villa Coapa, Xochimilco).

En ese sentido, invitan a que las colonias afectadas generen presión social para que el desarrollo de la ciudad sea realizado con “responsabilidad” y co-participación ciudadana, y no para la acumulación de ganancias para los empresarios del suelo que, como se pudo observar en muchos derrumbes en la CDMX, la prioridad de la búsqueda de sobrevivientes se obstaculizó por el Ejército y la policía para ingresar maquinaria pesada y sitiar estas zonas en beneficio del cobro de seguros por parte de las empresas inmobiliarias y los grandes dueños de predios.

– Urbanistas de la sociedad civil informan que en la iniciativa autogestiva #Verificado19S (http://www.verificado19s.org.mx/ elaborada por programadores, arquitectos, activistas, etc.) se puede consultar la información de los procesos de revisión y diagnóstico de los inmuebles afectados.

Se recomienda actuar colectivamente con responsabilidad tanto por los afectados como por sus vecinos para evitar un desastre en un próximo sismo, un aprendizaje del terremoto de 1985 en el que muchas viviendas con daños menores quedaron inhabitables algunos años después por no reportarlos tanto con los habitantes de su barrio como con las instancias correspondientes de Protección Civil.

Se lanzaron las siguientes preguntas para cuantificar la situación: ¿Cuántas personas necesitarán albergues?, ¿cuántas personas tendrán nuevas oportunidades de vivienda?, ¿de qué manera se modificará el valor del suelo en estas colonias?, ¿cuánto tiempo durará esta defensa?, ¿la gente está dispuesta a pasar de un problema gravísimo como el quedarse sin casa para después meterse a otro problema como lo que es confrontar a un gobierno y sus corruptas instituciones?

En cuanto a las asesorías legales para la defensa de la vivienda, se recomienda realizar una lista de las necesidades según las afectaciones:

– Individual: Documentos, registro civil, hipoteca, seguros, testamentos.
– Colectivo: Juicios legales y movilización social para exhibir los pésimos servicios de las instancias del Estado.

– Vecinos autónomos mostraron un mapeo comunitario -que fue un resolutivo de la asamblea pasada del jueves 21 de septiembre- que exhibe los predios, viviendas y edificios dañados, así como sus especificaciones (multifamiliar, departamentos, casa, tienda departamental, propiedad privada, etc.) para conocer de qué manera resanarlos o llevar a cabo su defensa para evitar que queden en manos de los cárteles inmobiliarios.

Entre comentarios y la sabiduría vecino-barrial, se hizo énfasis en que la mitad de los inmuebles dañados no llevan siquiera 2 años de construcción, lo que demuestra la inhumana y corrupta manera de erigir estos complejos inmobiliarios que, en caso de inclinación o derrumbe, afectarían directamente a una cantidad enorme de vecinos.

– La propuesta de un “Atlas de Riesgo” es vital para preservar la permanencia en el barrio. “No importa si nuestro predio fue dañado o no, todas estas colonias tienen un problema en el suelo y contempla a los edificios más viejos de la Ciudad de México”, bajo este argumento, se acordó la pronta realización de uno para “invertir esfuerzo en las colonias y evitar más tragedias”. Este proyecto se realizará con expertos en distintas ramas edificio por edificio, manzana por manzana, calle por calle.

PLAN DE ACCIÓN

1) Exigir un recorrido a las autoridades delegacionales en TODOS LOS PUNTOS DE AFECTACIÓN y registrarlas en video para aseverar que tengan conocimiento del trabajo que no han realizado.

2) Elegir mediante democracia directa a representantes de calle (jefes de manzana), que según la Ley de Participación Ciudadana del IEDF, pueden fungir como una figura jurídica importante. Esta función es sólo un complemento para fortalecer el proceso que devenga, no como tal, estar del lado de la autoridad.

3) Elaboración de un Atlas de Riesgo.

4) Considerar la devolución pública del recurso monetario -casi siempre que no es transparente- que reciben los Comités Ciudadanos en fideicomisos de obras públicas/privadas, etc. ya que según bajo la Ley de Participación Ciudadana, legalmente este le “corresponde a cada colonia”.

5) Mejorar la vialidad en las colonias afectadas no por capricho de los habitantes, sino para preservar la seguridad en caso de un nuevo siniestro. Se propuso que las calles cerradas por edificios derrumbados/centros de acopio y campamentos, tengan cintas de seguridad desde la esquina de la zona afectada, para evitar la aglomeración de automóviles.

6) Reuniones de coordinación vecinal para avanzar en los objetivos trazados, todos los martes en Turín #41 a las 6:30 pm. (edificio ubicado detrás del Mercado Juárez, enfrente de una estación de EcoBici).

***

Próxima asamblea comunitaria este viernes 29 de septiembre en la Parroquia del Santo Niño de la Paz a las 7:00 pm. (Calle Praga #11 casi esq. con Paseo de la Reforma).

1,708 total views, 4 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.