Comunicado de pueblos y organizaciones del Edomex contra el Nuevo Aeropuerto Internacional de la CDMX – 20 Junio 2016

terr2

 FORO “ENTRE LOS MOVIMIENTOS SOCIALES y EL PENSAMIENTO CRÍTICO”

20 DE JUNIO DE 2016 – LA CIUDADELA, PLANTÓN DE LA CNTE, CIUDAD DE MÉXICO

Los cambios de modelo económico y la dinámica de reestructuración productiva global se han asentado principalmente en:  la modificación de los criterios sobre el uso de los recursos estratégicos de la Nación, la reconversión de la industria a la producción de maquila; una redefinición del mercado de trabajo y de la distribución del ingreso; y la reorganización económica del territorio.

A partir de los años 70’s, el Gran Capital Transnacional principalmente el norteamericano, comienza un movimiento de reestructuración productiva que se traduce en cambiar leyes que le permitan la flexibilidad laboral y movilidad en los sistemas productivos para una mayor explotación de los trabajadores, el territorio y los bienes naturales; esta reestructuración tiene una reconformación en la estructura social que facilita más la acumulación de capital pero que tiene graves implicaciones en todos los ámbitos de la vida de los pueblos que desde entonces han visto violentados sus derechos.

Así en este contexto de hegemonía capitalista global, cada país o estado nacional como el mexicano -de acuerdo con sus condiciones de dominación-, garantizan las formas de explotación y despojo en beneficio de la clase empresarial, modificando las leyes a su conveniencia. Es así como la política y la legalidad adaptan y unen paulatinamente lo local a los procesos globales de la economía financiera, sin importar el daño que se cause a los derechos y la vida de los pueblos, a su territorio, sus bienes naturales, su patrimonio histórico, cultura, usos y costumbres.

El proyecto de país de la clase política va de la mano con los intereses de la gran burguesía capitalista y no del interés del pueblo de México, que ha visto arrebatadas sus conquistas -logradas en la Revolución Mexicana y plasmadas en la Constitución Política-, mediante las llamadas “Reformas Estructurales”, para que con la transformación de las leyes el gobierno de México se inserte en las necesidades del modelo capitalista neoliberal y con una supuesta “legalidad” arrebate el territorio, los bienes naturales de la Madre Tierra y precarice la mano de obra.

Hoy nosotros, las comunidades, ejidos y pueblos originarios del Oriente del Estado de México, estamos siendo testigos de la aplicación de estas reformas a las leyes y del arrebato de nuestro territorio para imponer -incluso con la utilización de la fuerza pública-, megaproyectos de muerte como el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, cuya finalidad es su integración como parte de la infraestructura que demandan los Tratados de Libre de Comercio que tienen su base fundamental en el Plan Puebla Panamá o Mesoamericano (Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y los nueves estados del sureste de México: Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán) que facilitará el saqueo de los bienes naturales y productos manufacturados en estos territorios, profundizando en cada uno de ellos la crisis económica, ambiental y social (educación, seguridad jurídica, etc.); la pérdida de la soberanía nacional y la cultura;  la destrucción de la agricultura; y el incremento de la deuda externa.

Denunciamos que el inicio de los trabajos de este megaproyecto de muerte el más grande de América Latina, ya está destruyendo el equilibrio ecológico de toda la Cuenca del Valle de México, la función del Lago de Texcoco como regulador natural del agua de lluvia y la temperatura, y el hábitat de cientos de miles de aves migratorias, razón por la cual hacemos un llamado urgente a todos los sectores de la sociedad civil, a apoyar la lucha de las comunidades y pueblos originarios de la ribera del lago, para que se detengan de inmediato la tala indiscriminada de árboles, la matanza de especies endémicas de plantas y animales, la destrucción de cerros sagrados para la extracción de materiales como el tezontle; el saqueo y la devastación del patrimonio histórico, cultural y arqueológico, que como su franja prehistórica es única en el mundo.

Denunciamos también la pretensión de entubamiento de los ríos de la cuenca y los manantiales de la zona de la montaña; la municipalización de los comités autónomos de agua potable y la desaparición de toda forma tradicional de organización comunitaria conocida como usos y costumbres, condenando a comunidades y pueblos originarios a una mayor pobreza, hambre y exterminio.

Rechazamos que se esté endeudando de manera irresponsable al pueblo de México, firmando créditos en miles de millones de dólares con bancos extranjeros para la construcción del Nuevo Aeropuerto, en un momento de incertidumbre financiera global, caída del crecimiento en México, desplome en los precios del petróleo y la devaluación de nuestra moneda, con fatales consecuencias para las actuales y futuras generaciones de mexicanos.

Esta defensa y resistencia al despojo de los pueblos originarios del Oriente del Valle de México, se suma a otras tantas luchas y resistencias que se están librando a todo lo largo y ancho del país en contra de este sistema capitalista-neoliberal y de estos gobiernos mafiosos que están a su servicio, para quitarnos la tierra, el agua, el aire, el alimento, la salud, la educación, las conquistas laborales, etc., es decir la libertad y la vida.

Sabemos y nos indigna, la brutal represión que se está ejerciendo en contra del magisterio y de la persecución, agresión, detención, encarcelamiento, desaparición y muerte de compañeros maestros y de gente del pueblo que es solidaria con esta lucha en defensa de la educación pública y los derechos laborales magisteriales; y condenamos la decisión del Gobierno Federal de utilizar la fuerza pública en lugar del diálogo, no solo para imponer la Reforma Educativa, sino para tratar de desaparecer un movimiento tan legítimo como el del magisterio.

La resistencia que hemos dado los movimientos sociales, comunidades indígenas y pueblos originarios en contra de estos malos gobiernos ha sido ejemplar, pues cuando se unen los diferentes sectores de la población, se logra parar la agresión del estado y la imposición de muchos de sus megaproyectos. De ahí la importancia de seguir dialogando entre los diferentes movimientos sociales, resistencias de la sociedad civil y pueblos originarios, fuera del contexto institucional y del esquema de los partidos políticos, para juntos definir las estrategias de lucha para cambiar este sistema y quitar a sus malos gobiernos, porque ya no se puede seguir soportando tanta injusticia e ilegalidad.

¡FUERA PEÑA NIETO!

¡NO A LOS MEGAPROYECTOS DEL GRAN CAPITAL!

¡NO AL INNECESARIO, ECOCIDA E INCOSTEABLE

NUEVO AEROPUERTO INTERNACIONAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO!

¡NO A LA REFORMA EDUCATIVA!

¡PORQUE VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!

¡ZAPATA VIVE!

 

COORDINADORA DE PUEBLOS y ORGANIZACIONES DEL ORIENTE DEL ESTADO DE MÉXICO

EN DEFENSA DE LA TIERRA, EL AGUA y SU CULTURA

coordinadoradepueblosdelorienteedomex@hotmail.com

frenteamplionopartidistavsnuevoaeropuerto-cpooem@hotmail.com

888 total views, 2 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.