El petróleo en tiempos del capitalismo: Reflexiones sobre lo que ocurre actualmente en Pemex / Coordinadora por la Defensa de Pemex

Revolución Internacional / World Revolution

En diciembre de este año, se cumplirán 4 años de la vil aprobación de la Reforma Energética que se incluyó en una serie de reformas estructurales en el llamado Pacto por México que, en el ámbito petrolero, han echado a la calle a miles de trabajadores mientras los complejos petroquímicos en Veracruz se están desmantelando gradualmente hasta que queden en manos de corporativos transnacionales.

Para seguir dando continuidad al análisis en torno a esta problemática -que sí, es parte de todos los mexicanos al ser PEMEX un monstruo en la producción de energía y empleos- compartimos el texto “Reflexiones sobre lo que ocurre actualmente en PEMEX” de nuestro compañero Mario Díaz, vocero de la Coordinadora por la Defensa en PEMEX con quien hemos entablado conversaciones muy nutritivas en torno al tema y se ha publicado su opinión en diversas ocaciones en el portal Ruptura Colectiva (RC).

Mario Díaz

«« Reflexiones sobre lo que ocurre actualmente en Pemex ««

1.- Día a dí­a se conocen situaciones “nuevas” e inéditas, como salidas de la “caja de pandora” ante la ola privatizadora y de desmantelamiento de Pemex.

2.- La ola de corrupción que impera en los altos círculos directivos de Pemex, se reproducen como ondas expansivas en los diversos sectores de la empresa productiva del estado. El caso Lozoya y Odebrecht es tan solo la punta del iceberg,de cómo unos cuantos se reparten un bien público.

3.- En un afán de exprimir lo más pronto posible antes de que fenezca el sexenio peñanietista y hacer negocios con Pemex, como si fuera un coto privado del gobierno federal, de la CNE, CNH, pasando por directores y gerentes, son resultado de las modificaciones a los artículos constitucionales 25, 27, 28, y de la propia Ley General de Pemex.

4.- Se han constituido empresas paralelas a Petróleos Mexicanos, documentadas por medios serios y crítico al sistema imperante, que cotizan en la BMV y otras se manejan en paraísos fiscales en las Islas Caimán y en España, donde PMI es la punta de lanza de tales empresas que no aportan ni un centavo al fisco del país y tampoco son fiscalizados ni por el SAT mucho menos por la SHCP. Evaden impuestos al erario público.

5.- Se dilapidó en gasto corriente y todo lo que ésto signifique, la renta petrolera en los sexenios de Fox y Calderón, de tal manera que dejaron sin recursos a Pemex para mantenimiento, exploración y producción.

6.- No se ha sabido actuar a favor de la Nación en los momentos actuales cuando los precios internacionales del crudo han bajado hasta un 50%. Antes al contrario, la plataforma extractiva del crudo va de picada, hoy se producen menos de 2 MBP diarios, cuando la meta era estar en 3 millones de barriles de crudo diarios, bajando con ello hasta un 50% la producción de refinados y petroquímicos.

7.- Las importaciones de combustibles se duplican de tal manera que, de 10 litros de gasolina que consume el paí­s, 6 son importados, principalmente de empresas texanas.

8.- La reforma energética es una falacia en todos los sentidos, se diseñó para convertir un ente paraestatal en una empresa privada, como en su momento lo hicieron con Telmex, Ferrocarriles Mexicanos, Altos Hornos de México, etc.

9.- Hoy tenemos una empresa en quiebra técnica inducida por el gobierno federal, una rampante corrupción en ella, una mayor dependencia en materia de hidrocarburos y derivados de Estados Unidos, pérdida del control y rectorí­a de los energéticos y en gran parte, la soberaní­a nacional con respecto a USA.

10.- Mientras tanto, los trabajadores petroleros, expectantes ante lo que ocurre frente a sus ojos, atónitos y sin capacidad de respuesta ante la pérdida de su empresa, así­ como de derechos laborales y conquistas sindicales, se les condena ya no a una jubilación dinámica y progresiva con cargo al patrón, ahora se les fuerza con un “Bono de Cambio”, vil anzuelo tramposo para que se cambien a cuentas individuales, a las AFORES, particularmente a la de Banorte. Largo ha sido el proceso de enajenación y obnubilamiento de la conciencia obrera, legado de los fundadores del sindicalismo petrolero, precursores de la Expropiación Petrolera en el ’38, hasta llegar a aceptar acrítica y desinformadamente, no obstante la propaganda insidiosa para que hagan el cambio de régimen jubilatorio, de su suerte laboral y pensión jubilatoria, aunado al hecho de ver como algo ajeno a su propia empresa, sin interesarse ni pensar que lo que hagan de ella, tendrá su correspondiente consecuencia social y dentro de ello a su propia descendencia.

11.- SEPAMOS QUE: SIN EXPLORACIÓN, NO HAY PRODUCCIÓN, SIN PRODUCCIÓN NO HAY REFINACIÓN NI PETROQUÍMICOS Y EN ÚLTIMA INSTANCIA, SIN PEMEX, NO HAY NACIÓN QUE VALGA.

12.- Grande es el reto para la actual generación, para los petroleros del SIGLO XXI, DE LA ERA DEL INTERNET por lograr la SEGUNDA NACIONALIZACIÓN DE PETRÓLEOS MEXICANOS Y LA CONQUISTA DE LA DEMOCRACIA SINDICAL EN EL STPRM, -condición sine qua non para que ocurra aquello- EN TIEMPOS DEL CAPITALISMO SALVAJE Y NEOLIBERAL, EN TIEMPOS DE CANALLAS.

301 total views, 2 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.