“Putin no es grandioso, es un dictador”: Sobre la embestida del capitalismo en Rusia

A finales de 2016, compañeros internacionalistas organizados en la red Eastern European Anarchists/Анархисты восточной Европы que contempla a diversos países como Bielorrusia, Ucrania y Rusia, han entrado en contacto con nuestra plataforma de investigación y difusión comunicativa. En una de las comparticiones internacionales -al coincidir en diversas posiciones políticas, éticas y de metodologías del pensamiento- algunos escritores nos han propuesto la traducción de textos que le quitan el disfraz a dos temáticas centrales en la historia política rusa: 1) el fracaso de la dictadura del bolchevismo, la tradición estalinista y colaboracionista que impera en diversos partidos y frentes en el mundo, y 2) el imperialismo global de Putin, con todos los procesos belicistas y genocidas que han sumado millones de muertes en la ocupación armada en Ucrania, Crimea, Siria y gran parte de medio oriente.

Nos damos a la tarea de traducir el artículo Do we have capitalism in Putin’s Russia? del compañero ruso Michael Shraibman, dinamita pura para refutar la inocua e imberbe admiración que tienen muchas personas al régimen y figura pública de Vladimir Putin, cuando el Estado ruso contemporáneo se ha erigido desde la raíces de las mafias urbanas, sicarios profesionales y ex-agentes policiales y militares de la KGB. Lamentamos romper este falso espejismo.

Turkey_Russia_Syria_-0805e-987

Михаил Шрайбман
 
Traducción: Demián Revart

No estoy seguro si naciones como Rusia, la Siria de Al-Assad o la Ucrania de Yanukovych son (o fueron) estados capitalistas en plenitud.

El Estado controla el 70% de la economía rusa según el Fondo Monetario Internacional, y el 60% de acuerdo a otras estimaciones. De todos modos, dentro del Estado hay un estrecho grupo de personas que tienen raíces criminales (estuvieron conectados con la mafia de las ciudades de Tambov y San Petesburgo) y al mismo tiempo, vinculados con la KGB. Este grupo controla la pirámide entera del poder y el capital.

Esta extraña alianza fue formada en la década de los 90’s durante la llamada “Gran Revolución Criminal” (“Великая криминальная революция”) esa era en la que las organizaciones criminales se fusionaron con las fuerzas estatales de seguridad y se convirtieron en los dueños del negocio y, a su vez, estaban involucrados en la extorsión ilegal de dinero para dicho negocio.

De manera informal se autonombraron “Cooperativa Lake” (Кооператив Озеро) ese nombre debido a que en su remoto pasado han ganado la obtención de tierras para la construcción de viviendas en zonas rurales -cerca de lagos y grandes recursos naturlaes-. Son aproximadamente 60 personas pertenecientes a la oligarquía de las clases más altas y, como dije, con un pasado gangster y de pensamiento criminal. Como analogía, sería como si Al Capone se convirtiera en Presidente de Estados Unidos y al mismo tiempo, él y sus amigos de Cosa Nostra controlaran el parlamento, la policía, el ejército, los medios de comunicación y las empresas productivas del Estado que producen el 70% del GDP (gross domestic product -PIB, en español).

Incluso, cualquier gran hombre de negocios no es más que un payaso en las manos de esta gente. Ellos introdujeron el concepto de negocio en el lenguaje de la Rusia moderna que también significa crimen organizado (racketeering) y humillación sexual.  Esta definición conceptual refleja completamente la psicología de su enorme poder que es utilizado también en las confesiones y discursos de las autoridades rusas más elevadas. Cualquier pequeño negocio es susceptible de terminar en la cárcel si este no paga una cierta suma de dinero al grupo mencionado.

En otras palabras, la gente de los escalones sociales más altos del poder son a la vez los grandes propietarios y los gángsters . En cierta forma, ellos poseen todo lo que existe en el país.

Esta élite no es monolítica, tienen conflictos entre sus líderes-representantes, ya que varios de ellos controlan influyentes agencias del Estado. Putin juega el rol de “intermediario” (por eso le llama “Dad”). Debajo de esta élite totalizadora existen otros distintos grupos que operan sus políticas, pero todos ellos obedecen al más grande escalón.

La ley no existe para ellos. Pueden hacer cualquier cosa que les plazca. Los principios de la ‘ley burguesa’ creados en la Revolución Francesa no funcionan en Rusia. SÍ, ES UNA DICTADURA, pero es una dictadura de la burguesía moderna en la que ni la propiedad estatal ni la propiedad privada están protegidas por las leyes. De acuerdo a lo estimado por los economistas rusos, entre un 40% y 60% de los recursos estatales no llegan a donde deberían (son robados frecuentemente).

Los intereses políticos y económicos son un mismo dualismo. Este grupo de poder puede compararse con el poder y riqueza de los emperadores chinos de la era de Yin-Shang. Sin embargo, a diferencia de los antiguos chinos, nosotros no vivimos en pequeñas comunidades rurales proveyéndonos nosotros mismos comida y recursos. Los rusos vivimos en enormes ciudades y trabajamos como empleados en oficinas y fábricas.

Por otra parte, Rusia es un estandarte en la economía global, siendo una estación de la Unión Europea de producción de gas y petróleo, y también el mejor inversor de petrodólares para la economía europea. La mitad de las exportaciones de Rusia llegan a Europa (hidrocarburos, gas y otras materias primas); el 70-80% de la demanda de la industria rusa proviene de naciones extranjeras (maquinarias y otros equipos de producción); el 50% de la comida es importada; el 93% de los medicamentos están producidos con químicos componentes de otros países. Las compañías y bancos rusos más importantes (para la explotación capitalista) tienen una deuda total de $600 billones de dólares a ciertas fundaciones europeas. Nuestra economía es totalmente dependiente a las tecnologías de Occidente, y el 50% de los ingresos del presupuesto federal provienen de las exportaciones de materias energéticas; si los precios de estos bajan, el presupuesto ruso colapsará.

Aquí nace una pregunta obligada: ¿fue o no fue un modelo capitalista el que se vivió en la India británica como el de hoy en Rusia?, ¿qué formas de transición entre el capitalismo y otros tipos de sociedad auténticamente libre pueden existir?, ¿podemos considerar como capitalista a una sociedad en la que el 70% del PIB se produce en las empresas estatales, donde las mismas personas se concentran en manos de los más poderosos y donde es casi nulo el derecho a una pequeña propiedad?

Distintos términos como capitalismo, feudalismo (bastardo), feudalismo ilegal, colectivismo oligárquico o el modo de producción asiático no explican nada a estas preguntas. Es importante entender exactamente cómo funciona esta sociedad para poder transformarla. Es dudoso que el rey-sol Luis XIV estuviera subordinado a los intereses de la burguesía francesa desde su aparición…

putin-stalin1

6,230 total views, 4 views today

2 thoughts on ““Putin no es grandioso, es un dictador”: Sobre la embestida del capitalismo en Rusia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.